miércoles, 13 de abril de 2016

ANTE LA PÉSIMA SITUACIÓN EN LA RESIDENCIA GERIÁTRICA MOSCATELARES

 
En San Sebastián de los Reyes está emplazada la residencia geriátrica Moscatelares, cuyos trabajadores y trabajadoras llevan meses denunciando que la gestión privada de Albertia no sólo repercute en sus condiciones laborales, sino que también lo hace en el bienestar y la salud de los internos.
 
A su llegada en febrero del 2015, la nueva empresa gestora cooptó a la presidenta del comité de empresa y a su segunda, integrantes de “Comisión de Trabajadores Asamblearios”, minando cualquier posibilidad de lucha sindical al poder firmar ambas tanto como dirección como comité de empresa. Las represalias a las y los trabajadores que denuncian la precariedad de la situación se materializan en constantes sanciones y en la asignación de los peores turnos y las plantas más difíciles.
 
A todo ello se le suman los recortes en personal auxiliar, de lavandería, limpieza, de médicos y enfermería. El estado crítico es tal, que en enero de este año un anciano sufrió quemaduras de segundo grado tras caer al suelo de su habitación junto a un radiador encendido, estando allí tendido durante seis horas sin que nadie se percatara de su ausencia en la hora del desayuno.
 
Entendemos que esto representa en toda su crudeza a lo que lleva la gestión privada de la sanidad. El gobierno al servicio del capital encabezado por el Partido Popular en la Comunidad de Madrid no sólo promueve este tipo de gestión y se desentiende de las reivindicaciones, sino que también ha vetado el paso al recinto de la residencia a dos ediles del ayuntamiento de la ciudad (Izquierda Independiente y Sí Se Puede). Esta maniobra oscurantista no corrobora nada nuevo: que conocen las nefastas circunstancias del centro y que protegen sin pudor alguno los intereses privados frente al bienestar de los residentes y el de las y los trabajadores que se encargan de sus cuidados.
 
Por ello, el PCPE y los CJC de AlcoSanse nos solidarizamos tanto con afectado/as como con trabajadore/as, y nos unimos a su protesta bajo las consignas de una sanidad gratuita y verdaderamente pública.
 
¡PORQUE LA SALUD NO ES UN NEGOCIO!

viernes, 27 de noviembre de 2015

II Manifestación Antifascista en AlcoSanse

Hoy nuevamente, al igual que el pasado 30 de julio, AlcoSanse ha gritado “No pasarán” en referencia a la escalada de acciones fascistas en nuestros barrios.

Al igual que en anteriores ocasiones la manifestación antifascista comenzó en la Plaza del Pueblo de Alcobendas, desde allí entorno a un centenar de personas fueron coreando consignas antifascistas. La manifestación  ha transcurrido con normalidad de inicio a fin. Sin embargo, al terminar y antes de concluir con la lectura del manifiesto, se vivieron momentos de tensión debido a la presencia de elementos fascistas, quienes intentaron provocar miedo en los asistentes y boicotear el desarrollo pacífico de la manifestación.

Ante estas provocaciones se dio una respuesta ejemplar sin ningún tipo de altercado.

Los Colectivos de Jóvenes Comunistas, como ya hemos manifestado en otras ocasiones, nos oponemos a cualquier tipo de agresión fascista en nuestros barrios, entendiendo que el antifascismo no debe ser una lucha de unos pocos sino de masas, es decir, que cada vecino y vecina se solidarice contra estas agresiones y se organicen junto a nosotros.

Dejamos a continuación fotos de la cabecera de la manifestación:



martes, 17 de noviembre de 2015

ANTE LAS PINTADAS NAZI-FASCISTAS EN SANSE






De esta guisa amanecía Sanse hace dos días: manchada de mensajes cargados de islamofobia y de connotación nazi-fascista, a raíz de los atentados que perpetró el Estado Islámico el pasado 13 de noviembre en la ciudad europea de París. Aparecen en institutos y sus inmediaciones como lo hacen en pequeños comercios regentados por personas árabes, y no casualmente.

Los grupúsculos fascistas de nuestros barrios emplean así, de forma oportunista, los actos terroristas reivindicados por el radicalismo islámico para enaltecer estandartes de odio, tratando de sembrar el miedo entre nuestos convecinos árabes y musulmanes, y contribuyendo como siempre a la división de la clase trabajadora y las capas populares en base a criterios étnicos y religiosos.

Desde CJC AlcoSanse mostramos nuestro más profundo rechazo hacia estos elementos y hacemos un llamamiento a las trabajadoras, trabajadores y jóvenes de AlcoSanse a que no caigan en sus trampas segregadoras y divisorias y muestren solidaridad hacia las y los afectados, repudiando sin miramientos este tipo de acciones dirigidas a minar la unidad popular y difundir mensajes de xenofobia.

¡FUERA FASCISTAS DE NUESTROS BARRIOS!

viernes, 21 de agosto de 2015

LA CULTURA POPULAR Y LAS FIESTAS DE SAN SEBASTIÁN DE LOS REYES

La cultura popular es, quizás, uno de los conceptos que con el tiempo ha terminado por resultar más ambiguo. Y junto a la distorsión de su significado, las manifestaciones culturales agrupadas por este título también han acabado bajo pabellón ajeno.

Unas, institucionalizadas por el sistema, obviando su origen histórico en el sentido de quiénes les dieron inicio, de quiénes las desarrollaron durante años y años para, aún hoy, seguir manteniéndolas vivas. Otras, vaciadas de contenido político y convertidas en una parodia de lo que realmente significaban.

Haciendo justicia a la idea de cultura popular, ésta se entiende por aquellas prácticas que nacen de las clases dominadas, por sus puras costumbres y necesidades o bien como herramienta de denuncia de sus problemas, de su miseria y explotación a manos de las clases dominantes. Sea cual sea su fin, su razón social se encuentra por igual en la cuestión de clase.

Entre las manifestaciones entendidas como herramienta de denuncia, desde el caso de un cantautor, poeta o pintor, con evidente fin de crítica al orden vigente, hasta los actos de “rebeldía” que terminan por asentarse como prácticas institucionalizadas; ambos son ejemplos de la cultura popular que tira por la vertiente política, sea directa o no. De aquellas que tienen el fin de crítica evidente tenemos muchas muestras a lo largo de la historia y no hace falta andar con ejemplos; de los actos de rebeldía populares que terminan en costumbres institucionalizadas, podemos poner un claro ejemplo con el caso de la toma de uvas en Nochevieja: ¿Cuál es su origen? Resulta ser una tradición madrileña cuyo testimonio más antiguo se sitúa en 1882, cuando los madrileños, privados de la clásica fiesta navideña por un impuesto inasumible, se animaron a celebrar la Nochevieja en la Puerta del Sol, comiendo uvas con las campanadas a modo de burla de la tradición burguesa de comer uvas y tomar champán en la cena de Nochevieja. Con el tiempo, esta práctica de mofa hacia las clases dominantes terminó por institucionalizarse, a través de campañas publicitarias y coincidencias históricas como los agricultores levantinos en 1909, que quisieron colocar su excedente de producción promoviendo la toma de uvas.

Pero, tal como se ha dicho al principio del artículo, el legado de las clases populares no termina ahí. También están las prácticas que nacen por las meras costumbres y necesidades, donde no hay necesariamente una idea declarada de confrontación de clases, como en los casos arriba relatados, sino que son tradiciones de toda la vida en nuestros pueblos:  es aquí donde se encuentra el quid de la cuestión, porque el hecho de que no haya declaración de intenciones, no quita de que siga siendo parte del mismo mecanismo social: la oposición entre dominados y dominantes. La cultura que se desarrolla en las clases populares se opone estructuralmente a la cultura que se desarrolla en la clase opresora y, por ello entre otras razones, redactamos este artículo: todo legado que identifique nuestra clase tiene que ser, dentro de la crítica y el análisis conveniente, reclamado de forma consciente y convertido en aquello que nos identifica como quiénes somos, frente a lo que ellos son.

San Sebastián de los Reyes, con la cercanía de sus fiestas, se presenta como un barrio que da mucho que hablar sobre la cultura popular: conservar el legado de nuestro pueblo, pero con la condición de hacerlo parte de una nueva visión de la sociedad, con la idea de preservar lo que nos identifica sin que nos ate al pasado ni nos haga cómplices de prácticas erróneas y, según cuales, grotescas. Los encierros tienen una trayectoria de más de 500 años en nuestro barrio, siendo de 1525 el documento más antiguo que hace referencia: es, desde luego, una tradición renombrada y reconocida, declarada de Interés Turístico Nacional en 1986, que, con el tiempo, ha generado alrededor las que hoy son las fiestas de San Sebastián de los Reyes. Dado esto, ante la tarea de reivindicar el legado de nuestro pueblo, la posición es clara: sí a la cultura popular, pero rechazando el maltrato animal. Sí a los encierros, pero desterrando por siempre todo sufrimiento y maltrato hacia el toro durante el evento. Se trata de asumir la cultura de nuestro pueblo, borrar los horrores y convertirla en algo positivo. De igual forma, levantar una cultura popular dirigida por y para el pueblo.

Queremos que sea el propio pueblo trabajador de Sanse el que tenga la oportunidad de decidir qué tipo de fiestas y qué tipo de festejos quieren. 

Además, reclamamos, en segundo lugar, que la plaza de toros sea remunicipalizada y no esté en manos de una empresa privada que explote sus recursos. Actualmente está en manos de un empresario que la usa según intereses personales, cuando “La tercera”, que así se llama la plaza, es un espacio de grandes dimensiones que podría emplearse para múltiples actos culturales a lo largo del año, más allá del caso concreto de las fiestas.

En segundo lugar, denunciamos que los horarios de los encierros no permiten a los trabajadores y trabajadoras de los barrios de Sanse acudir al evento, ya que se ha trasladado de la madrugada hasta horarios de media mañana. Argumentan que así se puede juntar con el vermut, beneficiando a los negocios de la zona, pero resulta ser una afirmación falsa, ya que el encierro dura minuto y medio como máximo, mientras que el vermut es a las 13h-14h, no coincidiendo los supuestos horarios.

En tercer lugar, las tasas para poner casetas en las fiestas son totalmente abusivas, impidiendo a las asociaciones del barrio poner puestos propios. Dado el elevado coste, el evento se convierte en un gran negocio para unos pocos: sólo pueden poner caseta quienes tienen grandes sumas de dinero y pueden costearlo.

En cuarto lugar, el anfiteatro conocido como "anfi" solo se usa y limpia para las fiestas cuando, al igual que la plaza de toros, es un espacio que permitiría realizar toda clase de eventos culturales a lo largo del año. Actualmente cuando son usados el coste promedio de los conciertos por día es de 10€-15€, precio que ocasiona que los jóvenes y en general el pueblo trabajador de Sanse tenga que, o bien elegir un concierto para acudir, o bien no acudir directamente a los conciertos.

En definitiva, que las fiestas de San Sebastián de los Reyes vuelvan a tener como protagonista al pueblo del barrio, eliminando el interés de lucro y respetando al pueblo trabajador tanto en los horarios como en el acceso a su organización (situaciones como las casetas). A su vez, que los espacios como la plaza de toros o el “anfi” vuelvan a manos del pueblo de Sanse así como que sean lugares útiles para eventos culturales durante todo el año, a disposición de los vecinos y vecinas. De igual forma, desterrar todo sufrimiento animal de nuestras fiestas sin eliminar con ello la tradición de encierros que tiene nuestro barrio desde hace más de 500 años.

¡POR UNAS FIESTAS POPULARES, ORGANIZADAS POR EL PUEBLO TRABAJADOR Y PARA EL PUEBLO TRABAJADOR!
¡NO AL MALTRATO ANIMAL! ¡SÍ A LAS FIESTAS POPULARES!

miércoles, 5 de agosto de 2015

Entrevistamos a Jaime, joven trabajador de Inditex en Sanse

En esta ocasión los CJC AlcoSanse hemos querido saber cuáles son las condiciones de trabajo, durante el verano, en las tiendas de nuestros municipios. Para ello entrevistamos a Jaime, un joven que trabaja desde hace no mucho en una de las tiendas de Inditex en San Sebastián de los Reyes.
CJC: Hola Jaime, ¿cómo estás? Explícanos un poco en qué consiste tu trabajo y desde hace cuánto que trabajas para Inditex.
Hola, en primer lugar, agradecer el interés de los CJC por querer conocer la situación laboral de los jóvenes en mi localidad. Desde principios de Junio de este año estoy trabajando en una de las tiendas de Inditex. Como muchos jóvenes, y más ahora en verano, nos vemos en la obligación de tener que buscar algún trabajo para cubrir nuestros gastos o ayudar un poco en casa.
El trabajo de dependiente en tienda es muy variado, realmente hasta que no llegas allí cada día no sabes cuales van a ser tus funciones durante esa jornada, no tenemos un puesto fijo ni tareas concretas, sino que van rotando cada día. Hay veces que estas en tienda colocando ropa, otras en almacén y en algunas ocasiones, los trabajadores que tienen más experiencia, en caja cobrando.
CJC: ¿Por qué empezaste a trabajar? ¿Tienes formación académica? En caso afirmativo cuéntanos que has estudiado y si te imaginabas tener que trabajar en una tienda de ropa.
Como anteriormente mencioné, empecé a trabajar por necesidad. Hace dos años mi padre fue uno de los trabajadores afectador por el ERE en Orizonia y desde entonces, y más aun con su edad (58 años), está sin la posibilidad de encontrar trabajo. Mi madre, que hasta entonces regentaba un pequeño negocio de apenas tres trabajadores tuvo que cerrarlo, puesto que eran más los gastos que los beneficios y no podíamos asumir el coste. En esta situación, he tenido que aceptar un trabajo por precario que sea.
Soy graduado en Derecho y éste mismo año he finalizado el Máster de Acceso a la Abogacía, el cual se supone que tras un examen estatal, que se convoca anualmente, nos habilitará para trabajar como abogado. Hasta entonces no podré ejercer mi profesión. Realmente cuando comencé mis estudios de Derecho (allá por 2010) jamás me imaginé que tras 5 cursos de estudio iba a verme en esta situación.

CJC: ¿Qué tipo de contrato tienes? ¿Te quita mucho tiempo de ocio?

En mi caso tengo un contrato eventual (por circunstancias de la producción). Al entrar a formar parte de la empresa te hacen un contrato de un mes de duración, en el que se establece un periodo de prueba de entre diez o quince días.  En caso de que decidan renovarte lo van haciendo mes a mes, lo que supone que no tienes apenas estabilidad laboral, hoy trabajas, pero el mes que viene no lo sabes.  Sin embargo, otros compañeros, que son ya “indefinidos” están contratados bajo otras tipologías contractuales que reportan al empresario numerosas ventajas, pero que laboralmente son fraudulentos.
Debido al horario, los denominados “horario flexibles”. No sé hasta la misma semana que días voy a trabajar y cuáles no, por lo que no puedo hacer planes con más antelación a una semana.
CJC: Sabemos que trabajar en verano es duro y más cuando se supone que tras un curso de estudio los meses estivales deberían ser para descansar. ¿Te has ido de vacaciones?
No. Mis únicas vacaciones han sido un fin de semana que conseguí juntar cambiando turnos con compañeros. Como dije antes no puedo hacer planes con más de una semana de antelación puesto que no sé cuáles son los días que voy a trabajar.
CJC: Bien. ¿Conoces tus derechos laborales? ¿Estás sindicado?
Sí, conozco mis derechos, pero no por la formación en el centro de trabajo, sino por mis estudios en Derecho. Pero no estoy sindicado, porque en este tipo de trabajos, en los que la eventualidad es la regla general, apenas hay sindicación. En mi centro somos en torno a 30 trabajadores de los cuales únicamente uno está sindicado.
CJC: ¿Ha habido algún conflicto reciente en la empresa? ¿Cómo se vivió?
Debido a que apenas llevo tres meses trabajando no he vivido ningún conflicto desde dentro de la empresa.
CJC: Gracias por la entrevista, a continuación puedes añadir lo que quieras.
Solo decir que somos muchos los jóvenes que trabajamos en unas condiciones similares. Y para concluir, añadir ¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!

martes, 4 de agosto de 2015

Entrevistamos a Pedro, trabajador de INDRA

El ERE en INDRA sigue adelante y los Colectivos de Jóvenes Comunistas hemos tenido la ocasión de entrevistar a uno de los trabajadores y miembro del Comité de Empresa del centro de Anabel Segura (Alcobendas). Desde los CJC y el PCPE queremos expresar nuestro máximo apoyo con los trabajadores y decir que trataremos de estar junto a ellos siempre que podamos, difundir el conflicto a otros compañeros, a estudiantes, vecinos y vecinas…

Buenas tardes, estamos aquí con un trabajador de INDRA, se llama Pedro y nos va a contar la experiencia y el conflicto que han tenido. ¿Cómo ha sucedido?

Pues mira, porque en enero ha cambiado la dirección de la empresa, ha entrado Fernando Abril Martorell, de la mano de la SEPI y de Mariano Rajoy. Bueno, su primera medida, nada más entrar, a los 2- 3 meses fue anunciar un ERE. Es un ERE de 1850 personas, que además en el periodo de negociación que termina dentro de 2 días (acaba el día 6 de agosto), no ha bajado ni una sola persona desde el primer día. Y en esta lucha estamos que no queremos que se firme este ERE porque no queremos que nadie se vaya a la calle.


Bien. Cuéntanos un poco cómo os organizáis los trabajadores, si recurrís a una asamblea de trabajadores, si es directamente el Comité de Empresa quien se encarga de las relaciones con la empresa…

No, Comité de Empresa no, porque hay uno por cada centro. De hecho en Madrid hay 3 centros de consultoría y otros 3 centros de metal y tenemos luego centros en Barcelona, Sevilla, Valencia, Bilbao, Barakaldo, La Coruña… un montón. Entonces, cuando se organizó esto, se decidió que se iba a trabajar por secciones sindicales. Hay 6 secciones sindicales que están hablando con la patronal, la dirección de la empresa vamos. Y bueno, en esa mesa de negociación CCOO tiene 5 personas, UGT tiene 2, USO tiene otras 2, CGT otras 2, STC tiene 1 y COBAS tiene otra persona. En total son 13 en la mesa de negociación.


¿Tú estás sindicado?

Sí, en UGT. Yo pertenezco al Comité de Empresa de Anabel Segura por la lista de UGT.


¿Cómo prevés los próximos movimientos de la lucha? ¿Vais a seguir con las movilizaciones?

 De momento el viernes pasado tuvimos una huelga el día completo, tuvo un seguimiento muy bueno. Hoy (día 3 de agosto) hemos tenido esta concentración y lo que nos queda ya solo son 3 dias en los que tenemos unos paros parciales de una hora a las 11 y otra hora a las 17, mañana, pasado y el jueves. Eso es lo que nos queda y vamos a seguir con ello a tope.


Vale. Si quieres añadir alguna cosa más a la entrevista.


No, no. Daros las gracias por haceros eco de esto ya que toda la ayuda que tengamos es bienvenida porque la necesitamos. 


¡NO AL ERE EN INDRA!¡VIVA LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES!



lunes, 3 de agosto de 2015

Crónica manifestación INDRA

Esta tarde hemos asistido a la manifestación convocada por los trabajadores de INDRA en contra del ERE que quiere dejar en la calle a más de 1800 trabajadores, la mayoría de ellos de los centros que la empresa tiene en Alcobendas. Sin duda alguna se trata de un nuevo ataque contra los derechos laborales de los trabajadores, uno de los cientos de EREs como el de Coca Cola, Movistar o Correos.

La manifestación ha comenzado a las 19:30 en el Ayuntamiento viejo de Alcobendas, transcurriendo hasta la Avenida Olímpica y posteriormente llegando a la calle Anabel Segura, donde se encuentra el centro empresarial. La asistencia ha sido numerosa, en torno a las 400 personas, cifra que hacía mucho tiempo que no recordábamos marchar por nuestros barrios. 

Las negociaciones están paradas, pues la empresa no ha querido reducir en ni un solo trabajador el ERE planteado al principio. Ahora quedan tres días de lucha, de paros parciales y de difusión del conflicto a todos los vecinos y vecinas de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes. Esta semana subiremos además una entrevista que hemos realizado a Pedro, trabajador y miembro del Comité de Empresa.

¡NO AL ERE EN INDRA!